Muchos prejuicios recaen sobre las amas de casa. “No hacen nada, solo cuidan a sus hijos”, y cientos de cosas más. Es un trabajo poco reconocido socialmente. Una ama de casa es, en la cultura occidental tradicional, la mujer que tiene como ocupación principal el trabajo en el hogar con quehaceres domésticos tales como el cuidado de los hijos, la limpieza de la casa, la compra de víveres y demás.

De acuerdo con datos de la Unión Intercontinental de Amas de Casa, en el mundo hay alrededor de 2000 millones de mujeres que trabajan en el hogar, por supuesto, sin retribución. En Europa existen 80 millones de mujeres en esa misma condición, mientras que en Argentina son aproximadamente 6 millones de mujeres.

En Argentina, el 1 de diciembre se celebra cada año el Día del Ama de Casa. Es el día en el que se homenajea a las amas de casa por la labor diaria que realizan. Su origen remonta al año 1958, cuando la Liga de Amas de Casa, una asociación creada para la defensa de los consumidores, decidió establecer un día en el que se conmemorase el trabajo de todas y cada una de las mujeres en su papel diario.

Marino Margas Negro Capucha Azul La Empalmado Ziphood Gimnasio Con De Medianoche Superdry Cremallera Tecnología

¿Mujeres protegidas?

No es un mito que las mujeres que trabajan fuera del hogar están más protegidas que las amas de casa. Hay una gran diferencia injusta en el tratamiento, pero hoy en día existen diferentes organizaciones que promueven un reconocimiento más amplio de las amas de casa como personas activas, y luchan por mejorar su realidad.

De acuerdo con la perspectiva de seguridad en el trabajo, es en el ámbito del hogar donde se produce la mayor cantidad de accidentes y no hay protección alguna.

Muchas dudas recaen sobre cómo el movimiento se compone hoy e incluso qué repercusión tendrá a futuro, no necesariamente como mujeres que limpiamos, barremos o cocinamos. Cada una debe ser reconocida por lo que es: ciudadanas, profesionales, luchadoras que participan de los grandes procesos. Hay que despojarse de todos los prejuicios que contiene esta profesión.

En Argentina, existe la Liga de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (LAC), una asociación civil fundada con el objetivo de fortalecer a las familias y las comunidades, fomentando el desarrollo de proyectos culturales, sociales y educativos. Entre ellas, figuran privilegiar el ámbito familiar como eje constitutivo de la vida de las personas y estimular el encuentro, el diálogo y los vínculos familiares.

Hoy por hoy, las tareas del hogar suelen repartirse entre los diferentes miembros de la familia, y no solo es la mujer quien se encarga de estas actividades como ocurría años atrás. De todas formas, no se ha logrado despojar esta idea de la sociedad: las mujeres continúan su lucha por la igualdad de derechos en todos sus ámbitos, y este es uno de ellos.

No es necesario ni obligatorio que sea la mujer quien realice los quehaceres, aunque todavía hay familias que consideran que es ella quien cocina, quien ordena, quien cuida los hijos, quien lava los platos y demás. No debe ser así pero, de todas formas, la mujer  que toma la decisión de encargarse de estas tareas debe estar protegida legalmente en caso de tener un accidente.

Es importante y necesario lograr el reconocimiento del valor social que tiene el trabajo que realizan día a día puertas adentro cientos de mujeres en sus hogares, del trabajo comunitario que tantas veces ha permitido a nuestro país enfrentar las crisis más difíciles y conquistar en la práctica la equidad en el trabajo remunerado que la ley nos otorga.

¿Jubilación para amas de casa?

Desde el año 2006, en Argentina, las amas de casa cuentan con el beneficio de la jubilación, que les permite a aquellas personas que nunca realizaron aportes poder acceder a una jubilación. Además, se hace extensivo a los hombres que no tienen aportes, trabajan en negro o realizaron tareas domésticas.

A su vez, están encuadradas dentro de la ley 24.476, que corresponde a la “Moratoria permanente de autónomos”, ya que la Jubilación de Amas de Casa es una jubilación de autónomos. Pueden acceder a este beneficio todas aquellas personas que, con la edad para jubilarse cumplida, no puedan acreditar 30 años de aportes.

Para realizar el trámite, hay que presentarse en la AFIP más cercana al domicilio con documento nacional de identidad y una fotocopia, y solicitar la clave fiscal. Luego, se contacta a un profesional que liquide el SICAM para adherirse a la moratoria, y poder continuar con el trámite. La jubilación de ama de casa representa un pago mensual que equivale siempre al haber mínimo vigente.

La existencia de este beneficio comprendió un aspecto fundamental para quienes integran este grupo, porque pudieron acceder a un beneficio que antes se les era negado aunque también forma parte de los derechos de protección y amparo del ciudadano.

Es importante llenar de legitimidad a este grupo social, que a pesar de todos los avances ideológicos que tuvo la sociedad, continúa desvirtuado y desprotegido.

 


Imagen destacada: anailustrada

Responder